COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA

Las protestas en los municipios de Simijaca y Caldas y el llamado del gobernador de Boyacá para suspender los trabajos de exploración sísmica en su Departamento, han generado un gran volumen de información imprecisa que se multiplica con desbordado alcance en redes sociales.

Como entidad técnica asesora fundada en 1957, la Asociación Colombiana de Geólogos y Geofísicos del Petróleo (ACGGP) se permite aclarar a la opinión pública que la sísmica no es fracking. Se trata de un método de estudio geofísico, donde se envían ondas acústicas al interior de la Tierra y se registran sus ecos en superficie con el mismo principio de una ecografía o un Tac que sirve para observar el interior del cuerpo humano; la sísmica permite adquirir información valiosa de interés geológico que no es posible obtener de otra manera. Sus impactos ambientales están claramente clasificados como bajos y temporales, razón por la cual no requiere de licencia ambiental. No obstante, esta actividad está fuertemente regulada.

Desde 1928, la sísmica se realiza en el mundo sin efectos nocivos a fuentes de agua, acuíferos, cultivos, edificaciones, infraestructura o a la vida silvestre. Por esta razón es ampliamente aceptada y aplicada en países con políticas estrictas del cuidado del medio ambiente como: Noruega, Canadá y Australia. De hecho, en las bases de datos de Geofísica de la ANH reposan registros de más de 300 mil kilómetros de sísmica 2D ya adquiridos en Colombia, una distancia equivalente a darle la vuelta al planeta más de 7 veces, sin que se haya demostrado daño alguno a acuíferos o suelos por efectos directos o derivados de esta actividad.

En Colombia y en el mundo se han adelantado numerosos estudios que pueden ser consultados por la opinión pública y en los cuales se demuestra la compatibilidad de la sísmica con el medio ambiente. Como ejemplo pueden consultarse la página www.hablemosdesismica.com o la recopilación realizada por la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia que presenta un valioso aporte al entendimiento de esta materia (http://bit.ly/1X9oTHG).

La sísmica generalmente se adquiere durante etapas tempranas de la exploración de hidrocarburos para definir si existe o no potencial. Este proceso contempla varias etapas de análisis de información técnica y científica, que típicamente toman varios años en completarse. Hasta entonces, no es posible definir si existen o no recursos explotables y si tienen valor comercial para ser desarrollados.

Nos preocupa la difusión de información confusa y muchas veces equívoca. Sugerimos a la comunidad, con la mayor atención y respeto por sus genuinos esfuerzos para proteger el medio ambiente, y a las instituciones de los municipios involucrados, la apertura de un espacio de diálogo académico sobre lo que significa la exploración sísmica. A través de nuestros profesionales especializados y en el marco de nuestro programa “Dialogo de saberes de pedagogía regional”, ofrecemos nuestro apoyo irrestricto para ayudar a cerrar las innumerables brechas de comunicación que persisten.

Creemos que la explotación responsable de los recursos naturales debe ser una fuente de desarrollo nacional y regional. Por eso queremos impulsar el desarrollo sostenible de Colombia, bajo las premisas de la autosuficiencia y seguridad energética, la procura del bienestar para la población, y la promoción del cuidado del medio ambiente, principalmente la protección de los invaluables recursos hídricos de la nación.

ACGGP, junio 22 de 2018.
acggp@acggp.org

No hay comentarios

Agregar comentario