“Profesionalizar los territorios con conocimiento científico y sus aplicaciones es fundamental para aportar al crecimiento y desarrollo sostenible de los mismos. El ordenamiento territorial debería ser política de Estado, no de cada gobierno de turno, y el conocimiento geológico es fundamental para esto. Si lo observamos desde la óptica del desarrollo sostenible, la única manera de lograr el cumplimiento de los tres ejes necesarios (social, ambiental y económico) se fundamenta en conocer muy bien nuestros territorios: si cuentan o no con recursos hídricos, si hay potencial o no de recursos minerales o energéticos no renovables, identificar los riesgos y las amenazas de origen natural que existan en los territorios y la posibilidad de que la actividad humana las detone”, aseguró Flover Rodríguez-Portillo Director Ejecutivo ACGGP para el diario El Espectador.

PRENSA

ACGGP